Cover

Tecnología 3D – Pinza orotraqueal: innovaciones de enfermería para construir un mundo más justo y más sano

6 Abril 2021

Autor: Mário Ricardo Cardoso Gomes, Ordem dos Enfermeiros, Portugal


IND Case Study 2021: Portugal 3D device

Con ocasión del Día Mundial de la Salud 2021, el CIE se complace en ofrecerles una historia de un enfermero innovador en Portugal que está contribuyendo a la construcción de un mundo más justo y más sano diseñando e imprimiendo una pinza orotraqueal en 3D con el fin de mejorar la gestión de las vías respiratorias potenciando la seguridad, facilidad de uso y accesibilidad.

Mário Ricardo Cardoso Gomes forma parte del equipo de quirófano que ha prestado atención de salud a pacientes de COVID-19 para cirugía de emergencia en un hospital central privado en Lisboa (CUF Infante Santo). Al igual que sus colegas, Mário ha sentido mucha presión, aprensión y ansiedad frente a esta nueva amenaza. Hizo todo lo que pudo para prepararse para esta situación pandémica en ciernes en un periodo de tiempo muy breve sabiendo que las enfermeras, como todos los profesionales sanitarios, están formados para cuidar de pacientes contagiados y contagiosos con todos los riesgos que esa labor conlleva.

A pesar de su formación, Mário sentía la presión adicional de la pandemia, a causa del bajo nivel crónico y extendido de inversiones en el sector de la salud que provocaba insuficiencia de material y, especialmente, de recursos humanos, y la urgencia de adaptarse a una nueva realidad que requiere que todos se reinventen y se adapten lo mejor posible.

¡Adaptarse se le da muy bien a Mário! Mientras cuidaba de pacientes de COVID-19, Mário se dio cuenta de que hacía falta una pinza segura para el tubo orotraqueal durante el entubado y/o manipulación del circuito ventilatorio para inhibir los procesos de aerosolización. Rápidamente le resultó claro que las soluciones disponibles en la actualidad para la gestión de las vías respiratorias en ese contexto eran ineficaces y deficientes en términos de seguridad, accesibilidad y facilidad de uso. Según veía, no había equipamiento a disposición que fuera adecuado, seguro, de fácil acceso y manejo que, de forma práctica, garantizara la seguridad de los procedimientos tanto para los pacientes como para los profesionales y que además fuera accesible fácilmente para todos los profesionales de Portugal.

Tras estudiar atentamente el problema y encontrar una solución, Mário vio la oportunidad y el reto de aplicar algunas de las habilidades que había desarrollado gracias a su nueva afición de modelados e impresiones en 3D. Junto a su amigo Márcio Pereira, Mário trabajó para hacer realidad su idea y garantizar que este dispositivo fuera fácilmente accesible para prácticamente todos los profesionales e instituciones del ámbito de la salud. ¡Se realizaron muchas mejoras del diseño hasta llegar a las versiones definitivas! Tras la difusión de los primeros prototipos funcionales entre la comunidad científica, estos fueron aceptados inmediata y ampliamente recibiendo excelentes comentarios y observaciones. A través de una red de propietarios de impresoras 3D que se ofrecieron voluntariamente, comenzaron la tarea hercúlea de imprimir varios miles de dispositivos de calidad en un tiempo récord para entregárselos a quienes más los necesitaban en el periodo agudo de la pandemia.

Durante el desarrollo de este dispositivo, han surgido variantes del modelo estándar como resultado del análisis de las necesidades específicas de determinados contextos clínicos específicos como por ejemplo el ámbito pediátrico y el extrahospitalario.

Actualmente, la mayoría de los hospitales nacionales de Portugal (públicos y privados) están utilizando el dispositivo en sus distintos servicios, y varios países (Inglaterra, Canadá, Perú, Brasil, Venezuela, Bolivia, etc.) han realizado pedidos. El dispositivo se encuentra ahora siguiendo los últimos pasos para su lanzamiento comercial por parte de la compañía británica DUPALUK.

Mário cree que, en el periodo posterior a la pandemia, esta metodología aportará cambios paradigmáticos a la gestión de las vías respiratorias, tanto a nivel hospitalario (para pacientes contagiados en salas de emergencia, quirófanos, UCI, etc.) como extrahospitalario (donde lo desconocido es un factor omnipresente). Sin duda será un dispositivo estándar en el futuro en la gestión de las vías respiratorias.

“En general, las enfermeras portuguesas no solo son profesionales altamente cualificados”, afirma Mário, “sino que también son profesionales que por necesidades de la vida cotidiana son muy ingeniosos y eficaces a la hora de movilizar recursos alternativos para remediar fallos crónicos o puntuales del sistema.”