“Los aplausos sin acción ya no son aceptables” - El CIE se suma a Su Alteza Real la Princesa Muna al-Hussein en su llamamiento a apoyar a las enfermeras y otros trabajadores sanitarios

9 Noviembre 2020

Cover

La Princesa Muna al-Hussein de Jordania ha reconocido la contribución de los trabajadores sanitarios por su valor y su incesante lucha contra la COVID-19 afirmando que “los aplausos sin acción ya no son aceptables.” El CIE avala sus comentarios y solicita acción inmediata para salvaguardar la salud y el bienestar de las enfermeras y otros trabajadores sanitarios.

Hablando hoy en la apertura de la 73ª Asamblea Mundial de la Salud (AMS), la Princesa ha llamado “héroes” a los trabajadores sanitarios y ha recordado el compromiso de la AMS para actuar durante la crisis del Ébola declarando:

“Ahora tenemos aquí la pandemia de COVID-19 y, una vez más queridos amigos, están muriendo trabajadores sanitarios. Pero en esta ocasión lo están haciendo a miles y la mayoría de ellos son enfermeras.

Tenemos que invertir en los trabajadores sanitarios. Tenemos que invertir en la formación y la contratación de más trabajadores sanitarios para garantizar que cada madre, niño, estudiante, padre y abuelo tiene acceso a servicios de salud seguros. Tenemos que invertir en sueldos justos y en la protección de la salud y de los trabajadores sanitarios. Tenemos que invertir en personal sanitario que ayude al mundo a recuperarse.”

El Director General del CIE Howard Catton ha afirmado que las declaraciones de la Princesa Muna reflejan las inquietudes del CIE y subrayan la necesidad de una acción mundial fuerte de manera que la retórica de los últimos meses se pueda transformar en cambios tangibles sobre el terreno.

Annette Kennedy, Presidenta del CIE, ha dado las gracias a la Princesa Muna por su fenomenal liderazgo y contribución a lo largo de las últimas seis décadas y ha celebrado su poderoso llamamiento a la acción.

“Respaldamos completamente a Su Alteza Real y apoyamos sin reservas su llamamiento a los líderes gubernamentales a invertir en los sistemas de salud y los trabajadores sanitarios. Esta pandemia ha expuesto la fragilidad de los sistemas de salud y la extrema necesidad de todos los países de estar más preparados.

También ha puesto de relieve el papel de las mujeres y otros trabajadores sanitarios en todos los lugares y, mientras que las muestras públicas de apoyo han sido completamente asombrosas, los trabajadores sanitarios necesitan más que aplausos y palabras para seguir prestando cuidados fundamentales. El CIE desea expresar su solidaridad con la Princesa Muna en su llamamiento a la AMS para que actúe.”

El Sr. Catton ha añadido, “La Princesa Muna tiene toda la razón en que ahora es el momento de actuar, no de aplaudir. Llevamos meses diciendo lo que hay que hacer, en nuestro Llamamiento a la Acción, así como en nuestros informes y actualizaciones periódicas, y es lamentable que aún no se hayan emprendido todas las acciones necesarias. Con pocas palabras, los gobiernos han de recopilar y analizar los datos de los contagios y fallecimientos de enfermeras, reconocer la COVID-19 como enfermedad laboral, garantizar equipos de protección individual en todos los entornos sanitarios, tener tolerancia cero con la discriminación y la violencia, subir el sueldo de las enfermeras, invertir en formación y capacitación, priorizar a las enfermeras para las vacunas, garantizar apoyo de salud mental e incrementar el número y la autoridad de las enfermeras líderes.

Después de la pandemia, sin duda se realizarán averiguaciones e investigaciones sobre cómo se ha gestionado. No hay excusas. El CIE ha mostrado claramente las acciones a emprender. El mundo está observando y los líderes han de actuar ahora.”

Su Alteza Real la Princesa Muna al-Hussein hace mucho tiempo que es una defensora de la enfermería y del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), además de Patrona de la Región del Mediterráneo Oriental de la Organización Mundial de la Salud.

Durante sus palabras de apertura en la AMS virtual, la Princesa ha recordado a los delegados que los trabajadores sanitarios siguen luchando para superar otros retos de salud: “las enfermedades prevenibles no dejan de acabar con la vida de niños pequeños; las madres no dejan de tener bebés; el cáncer sigue requiriendo tratamiento; nuestros mayores siguen necesitando servicios sanitarios y cuidados.”

También ha puesto de manifiesto que cuando haya una vacuna disponible, “nos enfrentaremos a la impresionante tarea de vacunar a miles de millones de personas. Ningún país tendrá éxito en esta labor sin preparar su sistema de salud adecuadamente.”

Considerando que el 70% de los trabajadores sanitarios del mundo son mujeres, Su Alteza Real también ha puesto de relieve la necesidad de “realizar inversiones en políticas transformadoras, de igualdad de género y de derechos”.

Descargar del comunicado del prensa aquí