Cover

Liderazgo de enfermería durante la COVID-19, Catar

24 Agosto 2021


Autor: Amal Al-Harbi, BSN, MN, Directora de Formación de Enfermería, Corporación Médica Hamad, Catar

IND Case Study 2021: Nurse Leadership during COVID-19, Qatar

La rápida aparición de la COVID-19 y su enorme carga en términos de gestión de recursos y personal ejerce presión en las instituciones sanitarias para que estén preparadas con todo el personal posible. Durante una crisis pandémica, el tiempo juega un papel fundamental y, dada la urgencia de la situación, es crucial contar con una planificación focalizada y priorizada.

La Corporación Médica Hamad (HMC) es una institución gubernamental en Catar que depende del Ministerio de Salud. Durante la COVID-19, la HMC ha ampliado su número de camas para cubrir las necesidades originadas por esta enfermedad. Este proceso de ampliación pone a los líderes clínicos de la HMC bajo presión en relación con la fuerza laboral por la urgente necesidad de sacarle al máximo partido a la dotación de personal.

Amal Al-Harbi, Directora de Formación de Enfermería en la HMC, participó en el diseño y perfeccionamiento de cursos en el centro de simulación de COVID-19 no crítica para enfermeras registradas y asistentes de cuidados a los pacientes a través de contratos temporales para garantizar que las enfermeras desplegadas pueden ejercer con seguridad en áreas de tratamiento de esta enfermedad. A pesar del estrés de llevar EPI cada día durante la formación basada en simulación, lograron formar a 1 500 enfermeras que fueron distribuidas con éxito en los distintos centros clínicos.

Además, Amal se encargó de sostener a los docentes dedicados al desarrollo de las enfermeras para tratar la COVID-19 apoyándolas y resolviendo distintas dificultades, además de debatir soluciones y estrategias adecuadas con el equipo para garantizar las medidas más actualizadas y la última evidencia. Amal impartió formación en árabe en una de las sesiones de perfeccionamiento.

Para mayor presión, el padre de Amal, que tiene cáncer, fue hospitalizado en la unidad de cuidados intensivos por enfermedad grave en pleno pico de COVID-19. Ella era el único miembro de la familia que le cuidaba en la época de mayores medidas restrictivas contra la COVID-19.

Amal también sostuvo el proceso de despliegue de enfermeras docentes garantizando que las enfermeras desplegadas a pie de cama ejercieran con seguridad. Los docentes desplegados en los centros clínicos se enfrentaban a presiones de carga de trabajo y psicológicas, y Amal asumió la responsabilidad de ponerse en contacto con distintos grupos de interés y con los directivos de las instalaciones de COVID-19 para sostener su seguridad tanto física como psicológica.

Durante el pico de la COVID-19, Amal se sintió abrumada por las responsabilidades asumidas. Por eso, gestionó su tiempo asignando horas a cada responsabilidad. Al final, cuando bajó el pico de COVID-19 bajó, se dio cuenta de la eficacia de su función dado el éxito del proceso de formación y lo bien que estaban trabajando las enfermeras. Además, durante la COVID-19, todos los docentes desplegados en centros clínicos estaban a salvo y se sentían apoyados tal y como se apreciaba claramente en sus comentarios y observaciones. Su padre estaba a salvo y feliz por el apoyo psicológico y físico que Amal le había podido prestar durante su enfermedad.

En resumen, Amal afirma que "Ser líder durante una crisis pandémica no es tarea fácil. Los líderes sanitarios deben tener estrategias de control del estrés, gestionar su tiempo eficazmente, priorizar las acciones requeridas y, aún más importante, seguir avanzando ofreciendo inspiración para sostener a sus compañeros".