Las enfermeras finesas piden mejores sueldos y condiciones laborales para abordar la escasez de enfermería y la seguridad del paciente

4 Abril 2022

WS 08

Crédito fotogràfico: Benjamin Suomela / Yle

El 1 de abril de 2022, 25 000 profesionales sanitarios, en particular enfermeras registradas, han ido a la huelga en seis distritos hospitalarios en Finlandia para protestar y pedir sueldos y condiciones laborales dignos.

Esta huelga está dirigida por sindicatos, Tehy, la Unión de Profesionales Sociosanitarios de Finlandia y SuPer, la Unión de Enfermeras Prácticas de Finlandia. La Asociación de Enfermeras de Finlandia, miembro del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), no es un socio negociador pero colabora de cerca con Tehy y apoya la huelga.

Tehy y SuPer llamaron a la huelga, que se prolongará hasta el 15 de abril y contempla la prohibición de trabajar horas extra para quienes no participan en ella, con el fin de protestar por la falta de mejoras en las condiciones laborales y los sueldos a pesar del duro trabajo y estrés soportado por los trabajadores sanitarios durante la pandemia. Los aumentos salariales ofrecidos por los empleadores se quedan cortos respecto a la petición de incremento planteada por los representantes de los trabajadores. Tehy y SuPer han propuesto un programa de rescate para abordar la escasez de profesionales sociosanitarios y mejorar las condiciones laborales incluyendo un incremento anual del 3,6% en los próximos cinco años además del aumento salarial estándar. A mediados de abril se producirá otra huelga de 40 000 profesionales sanitarios a no ser que se alcance un acuerdo.

Algunos directores de hospitales y médicos jefe han manifestado su preocupación porque la huelga afecte a la seguridad y la salud de los pacientes, pero muchas enfermeras han afirmado en las redes sociales que, a causa de las reglas sobre la protección del trabajo vigentes durante la huelga, tienen mayor dotación de personal que de costumbre. Una enfermera en una sala de cuidados intensivos pediátricos ha declarado que ahora cuentan con nueve enfermeras por turno, un número muy superior al que han tenido en los últimos tres meses. Otra enfermera en el centro de tratamiento de diálisis del Hospital Universitario de Turku ha declarado que, contrariamente a lo que se comenta, en la actualidad cuentan con cinco enfermeras en el régimen de trabajo protegido, es decir, más que en condiciones normales y que se han realizado todos los tratamientos de diálisis sin dejar a nadie sin tratar.

Nina Hahtela, Presidenta de la Asociación de Enfermeras de Finlandia, ha declarado:

"En los últimos años hemos manifestado en numerosas ocasiones nuestra profunda preocupación por la creciente falta de enfermeras y su efecto en la seguridad del paciente y los servicios sanitarios, pero no se nos ha escuchado. Los sueldos y las condiciones laborales son factores clave para resolver la situación. El salario de las enfermeras en la actualidad no se corresponde con las exigencias y responsabilidades del trabajo y el nivel de formación, y está lejos del de los colegas en otros países nórdicos, por poner un ejemplo. Los políticos y los líderes no han manifestado sus preocupaciones sobre la seguridad del paciente antes de la huelga, a pesar de estar en peligro cada día por contar con demasiadas pocas enfermeras. Las enfermeras han sido increíblemente flexibles pero eso tiene un límite. Muchas de ellas están verdaderamente agotadas. La huelga pretende corregir la situación, no empeorarla, y encontrar fórmulas para contratar y retener enfermeras ahora y en el futuro. Ninguno de nosotros quiere la huelga pero ahora es la única solución que queda. Las enfermeras han sido elogiadas y consideradas de valor inestimable durante la pandemia y ahora es triste leer las noticias y ver la falta de apoyo por parte de los líderes hospitalarios.

Además, el Ministerio de Salud está preparando legislación para obligar a más enfermeras a trabajar durante la huelga. Es totalmente inaceptable. La huelga es legal y las negociaciones sobre el trabajo protegido necesario se están manteniendo de conformidad con la ley".

La Asociación de Enfermeras de Finlandia ha denunciado que el sueldo medio básico mensual en Finlandia (incluidos suplementos nocturnos, domingos, etc.) es de 3 183€ en comparación con los 3 527€ del sueldo medio general en el país. Según el Barómetro Profesional publicado en septiembre de 2021, las enfermeras registradas ocupaban el primer puesto en la lista de trabajos con escasez de mano de obra en Finlandia.

El Director General del CIE, Howard Catton, ha reaccionado a la noticia de la huelga declarando:

"El CIE considera que las huelgas son una medida de último recurso, que se debe adoptar únicamente después de haber explorado y utilizado todos los demás medios posibles para llegar a un acuerdo. Sin embargo, hemos advertido a los gobiernos de las graves consecuencias a largo plazo para la salud y los sistemas sanitarios de no abordar la escasez crónica mundial de escasez de enfermería. Hay que reconocer y recompensar a las enfermeras y otros profesionales de la salud por su trabajo para retener a la fuerza laboral actual y atraer a más personas a la profesión. Habrá una amenaza real para la seguridad del paciente si no afrontamos esta carencia crónica ahora".

Un informe publicado por el CIE en enero de este año, Apoyar y retener en 2022 y más allá, insta a los gobiernos a valorar e invertir en la profesión de enfermería con el fin de retener y reclutar enfermeras y "contener la marea de quienes abandonan la enfermería por el estrés adicional resultante de la COVID-19”.

Véase también:

Declaración de posición sobre acción laboral del CIE.

Comunicado de prensa de Tehy y SuPer

Descargar del comunicado aquí