TB day

Es hora de acabar con la tuberculosis

22 Marzo 2019


Ginebra, Suiza; 22 de marzo de 2019 – En el Día Mundial contra la Tuberculosis, el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) ha manifestado su acuerdo con que es hora de acabar con esta enfermedad - #ItstimetoendTB.

Este año el tema del Día Mundial Contra la Tuberculosis es Es hora de acabar con la tuberculosis con el fin de seguir aprovechando el auge de la primera reunión de alto nivel de Naciones Unidas sobre esta enfermedad celebrada en Nueva York el pasado mes de septiembre. De este modo, se pretende llamar la atención sobre la tuberculosis considerando asimismo que los jefes de estado, los ministros, los profesionales sanitarios, las comunidades afectadas, así como los líderes tanto a nivel comunitario como local, han de rendir cuentas en relación con los compromisos clave alcanzados durante la reunión para acabar con la tuberculosis de una vez por todas.

El CIE ha formado a miles de enfermeras en todo el mundo al objeto de sostener la estrategia de la Organización Mundial de la Salud para acabar con la tuberculosis.

La Directora del Proyecto del CIE sobre la Tuberculosis, Dra. Carrie Tudor, ha declarado que es fundamental formar a enfermeras experimentadas en la prevención, los cuidados y el tratamiento de esta enfermedad, además de lograr que trasladen sus conocimientos a otro personal sanitario con el fin de mejorar los cuidados a los pacientes.

“Las enfermeras ocupan una posición única para contribuir a la erradicación de la tuberculosis en el mundo de una vez por todas,” ha afirmado la Dra. Tudor.

En los últimos años se han producido avances positivos en la lucha contra esta enfermedad, en particular nuevos medicamentos para tratar la tuberculosis resistente a los fármacos (DR-TB), así como diagnósticos mejores y más rápidos y nuevas formulaciones para el tratamiento de niños. “Si bien es cierto que se ha salvado la vida a 54 millones de personas con tuberculosis desde 2002, esta enfermedad sigue siendo una gran amenaza en términos de salud global.”

El proyecto del CIE sobre la tuberculosis/tuberculosis multirresistente a los fármacos imparte formación a enfermeras experimentadas para que trasladen información en cascada a sus colegas de enfermería y a otros trabajadores de la salud al objeto de mejorar la dispensación de cuidados a los pacientes.

El Director General del CIE, Howard Catton, ha afirmado: “Le estamos enormemente agradecidos a Eli Lilly y a United Way Worldwide por haber financiado nuestro proyecto sobre la tuberculosis/tuberculosis multirresistente a los fármacos desde 2005 en el ámbito de su Alianza Eli Lilly MDR-TB. Sin esos fondos, los miles de trabajadores sanitarios que se han beneficiado de nuestro programa no estarían en condiciones de contribuir a la lucha contra esta enfermedad mortal.”

Los cursos del proyecto basados en la práctica se imparten en países con una elevada carga de tuberculosis/tuberculosis multirresistente a los fármacos donde el CIE mantiene una estrecha relación de trabajo a nivel local con las asociaciones nacionales de enfermeras.

El proyecto del CIE sobre la TB/MDR-TB a los fármacos ha formado a 2 300 enfermeras a través de cursos de ‘Formación para la Transformación’ en 17 países en África, Asia y la Federación Rusa. Estas enfermeras a su vez han impartido la formación a más de 176 000 enfermeras, médicos, trabajadores sanitarios afines y miembros de la comunidad, lo cual supone que cada enfermera ha formado aproximadamente a otras 76 personas más. Este proyecto del CIE ha descubierto que al comenzar la formación muchas enfermeras tienen pocos conocimientos sobre la tuberculosis, en particular sobre los factores de riesgo, las señales y los síntomas de esta enfermedad, así como sobre los métodos utilizados para diagnosticarla y dispensar un tratamiento estándar. Tras la formación, los conocimientos al respecto por parte de las enfermeras se incrementan considerablemente entre el 20 y el 30%.

Una enfermera de Uganda ha afirmado: ‘Las enfermeras son las que más tiempo pasan con los pacientes así que su empoderamiento con conocimientos para tratar la tuberculosis es beneficioso para todos puesto que permite una buena adherencia terapéutica y logra resultados, además de favorecer una comunidad saludable para todos. De este modo, alcanzaremos nuestro objetivo de un mundo libre de tuberculosis en 2030.’

La Dra. Tudor afirma que las enfermeras son vitales en la lucha contra esta enfermedad asesina: ‘Las enfermeras están en primera línea cada día en todo el mundo. Desempeñan un papel fundamental en la mejora de la detección de casos preparando también a los pacientes para recibir el tratamiento adecuado, así como sosteniéndoles de manera continuada y mejorando los resultados de los tratamientos.

‘Las enfermeras representan la mitad de los trabajadores sanitarios a nivel global y este porcentaje es superior en numerosos lugares del mundo con mayor prevalencia de tuberculosis como en el caso del África Subsahariana. En muchos sitios, las enfermeras son la única fuente de cuidados. El CIE está de acuerdo en que “Es hora de acabar con la tuberculosis” y las enfermeras pueden conseguirlo.

La tuberculosis sigue afectando a casi 10 millones de personas en todo el mundo cada año y aproximadamente 1,6 millones muere por esta causa; más de 4 000 personas fallecen cada día por esta enfermedad curable, que sigue siendo la principal causa de muerte por enfermedad infecciosa al matar a más personas que el HIV/SIDA. De un total estimado de 558 000 personas que contrajeron tuberculosis resistente a los fármacos (DR-TB) en 2017, únicamente el 25% recibió tratamiento y, de este porcentaje, solo el 55% fue tratado exitosamente. Las muertes por tuberculosis resistente a los fármacos representan casi un tercio del total de muertes por resistencia a los antimicrobianos (fuente: Informe Mundial de la OMS sobre la Tuberculosis 2018).

Más de 3,6 millones de personas con tuberculosis no reciben diagnóstico ni tratamiento cada año. Muchas de ellas morirán o recibirán un tratamiento inadecuado; muchas no recibirán tratamiento y seguirán infectando a otros miembros de sus comunidades. A casi medio millón se le diagnosticará tuberculosis multirresistente a los fármacos, que es más difícil y costosa de tratar. Es necesario realizar grandes esfuerzos para cerrar esta brecha y, en este sentido, las enfermeras en primera línea desempeñan un papel importante en la detección, el diagnóstico y el tratamiento de estos pacientes.


Nota para los editores

La financiación para el proyecto del CIE sobre la tuberculosis se acabará a finales de marzo de 2019 y el CIE está agradecido a Eli Lilly y a United Way Worldwide por todo su apoyo para formar a enfermeras en primera línea en el ámbito de la lucha contra la tuberculosis.

El Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) es una federación de más de 130 asociaciones nacionales de enfermeras en representación de los millones de enfermeras de todo el mundo. Dirigido por enfermeras y liderando la enfermería en el ámbito internacional, el CIE trabaja para garantizar cuidados de calidad para todos y políticas de salud sólidas a nivel global.

Para más información, les rogamos se pongan en contacto con

Gyorgy Madarasz, responsable de prensa, Tel: +41 22 908 01 16

 

ICN/PR2019#08