El CIE pide incrementar la ayuda humanitaria internacional para Afganistán

24 Junio 2022

PR 22

Crédito de la foto: WFP/ Massoud Hossaini

Tras las conversaciones mantenidas con la Asociación de Enfermeras de Afganistán (ANA), el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) ha reiterado su petición de ayuda humanitaria en apoyo a los sistemas de salud y los trabajadores sanitarios junto con sus preocupaciones sobre los avances de las mujeres y las amenazas a la prestación de servicios de salud. El CIE afirma que la situación en Afganistán se ha visto agravada por la reciente oleada de mal tiempo y desastres naturales en conjunción con el mortal terremoto ocurrido esta semana.

El CIE informó por última vez sobre la situación en el país en septiembre de 2021, después de que la Asociación de Enfermeras de Afganistán hablara con nosotros directamente, poniendo énfasis en el alto nivel de incertidumbre que estaba añadiendo estrés a un sistema de salud ya débil. La ANA se dirigió al Congreso del CIE en noviembre resaltando sus miedos por las numerosas barreras existentes, en particular para la prestación de atención de salud.

La Presidenta del CIE Dra. Pamela Cipriano ha manifestado las crecientes preocupaciones de la organización afirmando:

"Nos sentimos muy consternados tras conocer esta última catástrofe que ha sacudido Afganistán en un momento en el que su sistema de salud ya está sufriendo. Las amenazas a la igualdad de género también están poniendo en riesgo el acceso a la prestación de atención de salud y están inextricablemente relacionadas con los derechos de las enfermeras y la fortaleza de los sistemas de salud y las economías."

"Afganistán se enfrenta a una crisis tanto humanitaria como sanitaria e instamos a la comunidad internacional a actuar y proporcionar ayuda", ha añadido el Director General del CIE Howard Catton.

El sistema de salud está al borde del colapso y numerosos trabajadores sanitarios han abandonado el país. Estamos siendo testigos de la importancia fundamental de la ayuda y el apoyo humanitario para mantener el funcionamiento del sistema de salud.

El CIE sigue en contacto con la ANA y estamos analizando cómo podemos apoyar a las enfermeras en Afganistán a través de nuestro Fondo Humanitario."

La ANA ha puesto énfasis en la desesperada necesidad de sostener los servicios sanitarios en el país a través de apoyo financiero a las enfermeras para desarrollar sus capacidades asegurando la igualdad de género. La asociación ha declarado que la cultura afgana requiere que los hombres que necesitan atención sanitaria han de ser atendidos por enfermeros y que las mujeres que necesitan atención sanitaria han de ser atendidas por enfermeras. Por tanto, es fundamental reabrir la escuela para las niñas en aras del futuro de la enfermería y la atención de salud en Afganistán.

La falta de ayuda puede tener consecuencias devastadoras, tal y como hemos visto en Tigray, Etiopía, donde los pacientes y los trabajadores sanitarios corren riesgo de inanición. Con anterioridad este mes, el CIE y la Asociación de Enfermeras de Etiopía han puesto de relieve la nefasta situación de las enfermeras y los servicios sanitarios en la región.

Muchas otras organizaciones humanitarias han expresado su preocupación por la situación en Afganistán. La Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) ha pedido más apoyo mundial para atajar los crecientes niveles de hambre y pobreza que amenazan a millones de personas en Afganistán.

El Dr. Mohammad Nabi Burhan, Secretario General de la Media Luna Roja en Afganistán, ha declarado: "La falta de alimentos no debe ser una causa de muerte en el país. Es necesaria una actuación internacional concertada para seguir prestando la asistencia humanitaria fundamental en todo el país con el fin de poder salvar vidas."

En una declaración al Consejo de Derechos Humanos realizada el 15 de junio, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha declarado "Limitar la libertad de movimiento de las mujeres repercute negativamente en casi todos los aspectos de sus vidas, en particular en la capacidad de las mujeres y sus hijos de acceder a los servicios de salud y participar en ellos, así como de recibir sustento y ayuda humanitaria".

Human Rights Watch ha denunciado que los afganos están muriendo por falta de medicamentos y que el colapso del sistema sanitario será especialmente perjudicial para las mujeres.

El CIE insta a los miembros de las asociaciones nacionales de enfermería, así como a las enfermeras a título individual y al público en general, a apoyar a las enfermeras en Afganistán, Etiopía, Ucrania y otras áreas en conflicto que necesitan ayuda humanitaria, así como a través del Fondo Humanitario del CIE.

Descargar del comunicado de prensa aquí