Cover

Día Internacional de la Enfermera: Estudio de caso de la semana

25 Febrero 2020


Nurses’ Concern for Adolescents: Uganda

Autor: Juliet Kigonya

Juliet Kigonya perdió a sus padres cuando era muy pequeña. Su padre falleció cuando ella tenía un año y su madre tres años después tras una larga enfermedad. Con solo cuatro años, ya era consciente de la insurgencia que asolaba el país y dificultaba el acceso a los servicios médicos.

“No había medicamentos, las instalaciones sanitarias no funcionaban y no había trabajadores de la salud. Incluso en el Hospital de Lubaga, donde me terminaron llevando, casi todas las estructuras habían sido destrozadas,” ha declarado.

Ver a su madre incapaz de hablar o moverse en su lecho de muerte resultaba devastador. No supo cuánto influiría en su elección de carrera hasta años después cuando alguien le sugirió que fuera contable.

“¿Por qué contable? Quiero cuidar de los enfermos por lo que tuvo que vivir mi madre.”

La Escuela de Formación de Enfermeras de Mengo fue su primera parada. Dos años después obtuvo su Certificado de Enfermería y se puso a trabajar en el Hospital de Mengo. Estando ahí decidió continuar sus estudios tras una presentación realizada por la Escuela de Enfermería y Partería Aga Khan. Cuando se matriculó para obtener su diploma de enfermería no se esperaba lo que posteriormente se encontró en el campus:

“Lo que me sorprendió fue tener la posibilidad de relacionarme con los profesores como si fuéramos viejos amigos. No exigían que te dirigieras a ellos utilizando algún título, lo cual me encantaba. También me gustó poder trabajar y estudiar al mismo tiempo porque carecía del dinero necesario para pagar los estudios. Por suerte, las becas de Johnson & Johnson contribuyeron a reducir esa carga.”

Los cursos te abrían los ojos. “Al cursar el módulo de estudios comunitarios, me impresionó la descripción del profesor de los retos en materia de salud sexual y reproductiva a los que se enfrentaban las distintas comunidades. No podía dejar de preguntarme por qué pasábamos tanto tiempo en los hospitales y no sobre el terreno para afrontarlos.”

En una de las visitas a la comunidad, la Sra. Kigonya conoció a una chica que había sido víctima de una agresión sexual por parte de un motorista que le infectó con el VIH. A pesar de sus intervenciones, ella y su equipo no lograron salvar a la joven.

Ese episodio le infundió la pasión que acababa de encontrar y desembocó en la creación de “Nurses’ Concern for Adolescents”. La Sra. Kigonya quería que esta organización se encargara de abordar los problemas de salud sexual y reproductiva de los adolescentes y dejó muy claro que el trabajo lo harían las enfermeras.

“A menudo se tenía la percepción de que las enfermeras eran groseras e impacientes y yo quería que se supiera que había buenas enfermeras con capacidad de comprenderles y con las que podían compartir sus problemas.”

Desde su creación en 2012, “Nurses’ Concern for Adolescents” ha visitado escuelas en Wakiso y Kampala para contribuir a la educación en salud sexual y reproductiva y sensibilizar sobre los peligros del abuso de sustancias. Los resultados son alentadores.

“Me han llegado a llamar jóvenes a las tres de la mañana, tras haber mantenido relaciones sexuales sin protección y gracias a Dios he podido llevarles al hospital para hacerse las pruebas del VIH y aplicar profilaxis post exposición. Otras nos cuentan los abortos a los que se han sometido sin seguridad, y les ofrecemos asesoramiento.”

Las enfermeras escolares también se han beneficiado de los servicios del “Nurses’ Concern for Adolescents”.

“Gracias al apoyo del Ministerio de Salud y el Consejo de Enfermeras y Parteras de Uganda, organizo talleres para enfermeras escolares con el fin de incrementar los niveles de ética y profesionalidad. Empoderamos y equipamos a las enfermeras con habilidades para gestionar los problemas de los adolescentes. Cuando los jóvenes se den cuenta que pueden confiar en las enfermeras, nuestro trabajo será aún más eficaz.”

En su primer año en la escuela de formación de Mengo, la Sra. Kigonya fue elegida portavoz nacional de los estudiantes de enfermería. Hoy, su determinación para reducir los embarazos entre la población adolescente, las infecciones por VIH y el abuso de sustancias entre los adolecentes es inquebrantable. A través de su liderazgo, otras enfermeras han encontrado su motivación por lo que sigue animando a otras personas a seguir el ejemplo.