Cover

Conversación entre la Congresista de Estados Unidos Lauren Underwood y el Director General del CIE Howard Catton

23 Diciembre 2020


2021 – Tiempo para “cambiar de rumbo” con ‘más acción e inversión en enfermería’

En la primera de una serie de conversaciones informales con enfermeras que han dejado huella en puestos de liderazgo fuera de su profesión, Howard Catton, Director General del Consejo Internacional de Enfermeras, habla con la enfermera registrada y Congresista de Estados Unidos Lauren Underwood.

La Sra. Underwood se convirtió en la primera mujer negra en servir en el Congreso cuando fue elegida para la Casa de Representantes de Estados Unidos en 2018 y reelegida posteriormente en 2020. Durante su conversación con el Sr. Catton, la Congresista Underwood ha puesto de manifiesto cómo ser enfermera ha sido un factor fundamental en su carrera política. Asimismo, ha instado a las enfermeras a aprovechar el momento que se ha generado gracias a la visibilidad de las enfermeras durante la pandemia de COVID-19 y el Año de la Enfermera y la Partera para elevar más sus voces y participar en el proceso político. Ha sostenido que algunas de las decisiones políticas adoptadas durante la pandemia hubieran sido mejores si las enfermeras hubieran estado en el corazón del sistema político.

La Congresista Underwood ha comentado que las enfermeras no deben dejar de involucrarse en las políticas sobre la atención sanitaria por considerar que se trata de algo “sucio” o “combativo” o por no sentirse con confianza para contribuir:

“Creo que hay un aspecto cultural cuando algunos dicen: “Es combativo, puede ser sucio y no quiero participar en ello”; y un aspecto personal cuando hay quien afirma: “Mi marido o mi pareja toman esas decisiones políticas para nuestra familia”; también hay otra corriente de opinión que dice: “Quizá no sea suficientemente bueno, no tengo bastantes conocimientos sobre este tema, ni siquiera me desenvuelvo bien en materia de toma de decisiones, no entiendo de hojas de cálculo, ¿de qué me está hablando usted?” Creo que en ocasiones todo eso nos impide establecer los ámbitos en los que sí que tenemos conocimientos y experiencia y donde somos los únicos que podemos aportar valor a la conversación porque disponemos de experiencia de primera mano.

El motivo, de una parte, de lo que ha sucedido, se debe a la ausencia de estas voces de enfermería. Si nos hubieran escuchado, creo que algunas de las decisiones habrían sido diferentes durante el proceso. Por eso ahora tenemos que cambiar de rumbo. Que nos quede claro en el Año de la Enfermera y la Partera que vamos a ampliar nuestra repercusión hasta el nivel global.”

El Sr. Catton ha coincidido en que se trata de un llamamiento a la acción fabuloso y completamente alineado con el CIE, que está exigiendo “más acción e inversión en 2021”. Ha felicitado a la Congresista Underwood por haber introducido un proyecto de ley que solicita una inversión de mil millones de dólares en formación de enfermería.

El Sr. Catton ha declarado: “Tiene usted toda la razón en que los ciudadanos han comprendido que la atención de enfermería se basa en los cuidados y la compasión, pero va mucho más allá. Da la impresión de que se han roto algunos de los mitos y actitudes tradicionales. Estamos escuchando a muchas enfermeras que dicen: “Mire, es estupendo recibir aplausos y reconocimiento pero también necesitamos ver cambios”. Necesitamos ver acción real, inversión real y compromiso real con la profesión para el futuro.”

El Sr. Catton ha concluido la entrevista preguntándole a la Congresista Underwood cuál sería su mensaje para las más de 130 asociaciones nacionales de enfermería del CIE y los 27 millones de enfermeras en todo el mundo. Lo ha resumido de forma muy sencilla con un gracias a las enfermeras por todo lo que han hecho durante la pandemia:

“Gracias por la labor que están llevando a cabo, por su buena disposición para sacrificar tiempo lejos de sus familias y amigos para poder estar con personas que literalmente no tienen a nadie. En muchas de nuestras unidades y salas las familias y los amigos no son bienvenidos porque no son lugares seguros. Gracias por su buena voluntad para seguir realizando este trabajo que tantas veces es extenuante y doloroso y en ocasiones desagradecido. Todos ustedes son extraordinarios y cuando muchos de nosotros les vemos sencillamente nos quedamos asombrados. ¡De verdad! Va a ser duro pero espero que saquen fuerzas los unos de los otros y del compromiso que han adquirido de servir durante este tiempo de consecuencias tan increíbles.

Cuídense mucho. Está bien reflexionar sobre lo duro que es porque realmente es así. Lo que ahora estamos combatiendo es extraordinario. Sean benevolentes con ustedes mismos y juntos lograremos superar estos tiempos tan difíciles.”