IND2021 cover

Construyendo organizaciones de enfermería resilientes, Japón

25 Mayo 2021


Autor: Asociación de Enfermería de Japón

En relación con la COVID-19, la Asociación de Enfermería de Japón (JNA) ha examinado la situación de las enfermeras en primera línea en varios entornos para determinar toda una serie de cuestiones y realizar cuatro recomendaciones sobre el futuro de la sociedad:

  1. Que cuando en una sociedad se difunden “nuevos estilos de vida” las enfermeras ayuden a convivir con ellos.
  2. Que se garantice un sistema sanitario estable con capacidad para responder a la propagación de infecciones y emergencias.
  3. Que se garantice la seguridad y protección de la sociedad minimizando la propagación de los contagios. Para ello, resultan fundamentales la experiencia y el conocimiento de las enfermeras.
  4. Que se cree una sociedad en la que sus miembros puedan tener una vida sana y ser activos tanto mental como físicamente gracias al poder de la enfermería.

Sobre la base de estas recomendaciones y en plena epidemia nacional de COVID-19, la JNA apoya a las organizaciones resilientes que permiten que la enfermería demuestre su fortaleza, juegue su papel en cualquier circunstancia y garantice el futuro del sistema sanitario.

Con el fin de proteger y sostener la atención sanitaria y la salud en la comunidad, la JNA ha puesto en marcha medidas para proteger a las enfermeras tanto desde la perspectiva cuantitativa como cualitativa impartiéndoles formación para que tengan un alto grado de conocimiento y experiencia en el control de infecciones. De esta forma, instalaciones sanitarias de menos de 200 camas, donde no había enfermeras con niveles elevados de conocimiento y experiencia en el control de infecciones, han podido disponer de profesionales con el título de Enfermera Certificada en Control de Infecciones. La JNA también ha establecido un sistema para ayudar a las enfermeras a actualizar sus conocimientos y habilidades profesionales y ser plenamente competentes para trabajar fortaleciendo así la obtención de cualificaciones de enfermería por parte de todas las enfermeras, en particular las desempleadas, en términos tanto de cantidad como de calidad.

La JNA también ha diseñado instrumentos de apoyo a la prevención y el control de infecciones que contemplan el traslado de enfermeras y administradores expertos a hospitales y centros pequeños y medianos destinados al cuidado de mayores. Destacan entre ellos las listas de control sobre comportamientos y actitudes, así como las métricas sobre control de infecciones que deben personalizarse e implementarse en cada centro según la fase de la pandemia en que se encuentren considerando las diferencias en la prestación de atención sanitaria entre los hospitales y los centros pequeños y medianos de personas mayores y los grandes hospitales. Estos instrumentos de apoyo se han desarrollado gracias al servicio de consultoría de la JNA sobre el control de infecciones que dejó claro que las instituciones sanitarias sin enfermeras especializadas en este sentido tenían más dificultades para aplicar las medidas de control de infecciones contra la COVID-19. A través de las asociaciones de enfermería de las distintas prefecturas, la JNA ha apoyado a estos centros realizando visitas, enviando correos electrónicos y efectuando llamadas telefónicas, así como ofreciendo orientación in situ a través de enfermeras altamente especializadas con el fin de mejorar las medidas de control de infecciones.

En Japón, la propagación de la COVID-19 ha provocado escasez de enfermeras en determinadas áreas. Para paliar la situación, se ha establecido un sistema con la participación del gobierno basado en el traslado de “enfermeras para aliviar las enfermedades infecciosas” cuando se producen catástrofes, y ahora si la demanda en los centros de salud o en los centros de estancia para casos leves supera la oferta de enfermeras de la prefectura por un aumento en el número de contagios existe un sistema para trasladar enfermeras de otras prefecturas. Estas “enfermeras para aliviar las enfermedades infecciosas” pretenden dar respuesta a la propagación de la COVID-19 y se espera que la experiencia y los logros de este sistema faciliten la información que hace falta para garantizar las enfermeras necesarias en la comunidad y el mantenimiento del sistema de prestación de atención de salud en el futuro.

La JNA cree que hemos de garantizar el acceso a los servicios sanitarios en cualquier circunstancia proporcionando enfermeras competentes allá donde sea necesario. La JNA ha realizado esfuerzos con el apoyo de sus enfermeras. Sin embargo, también es necesario fortalecer el sistema de apoyo a la salud mental de las enfermeras junto con una correcta comprensión y evaluación económica de las enfermeras en la sociedad, que es la base para la construcción de una organización altamente resiliente.

JNA

Foto 1: la Presidenta de la ANE Fukui presenta una propuesta en una rueda de prensa