"Como profesión, globalmente, pedimos ayuda" Las enfermeras debaten formas de abordar la escasez crítica de enfermería

2 Febrero 2022

WS 03

Más de 630 participantes de 115 países, en particular líderes de Asociaciones Nacionales de Enfermería de todo el mundo, se han reunido el 28 de enero para debatir el reciente informe sobre la fuerza laboral de enfermería global y la pandemia de COVID-19 elaborado por el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), CGFNS International y el Centro Internacional de Migraciones de Enfermeras (ICNM).

El informe, Sustain and Retain in 2022 and Beyond (Apoyar y retener en 2022 y más allá), lanzado el 24 de enero, ha revelado cómo la pandemia de COVID-19 ha agravado la ya frágil situación de la fuerza laboral de enfermería global. Con una escasez de 5,9 millones de enfermeras y la previsión de que otros 4 millones se jubilen en los próximos años, la fuerza laboral de enfermería ya se encontraba en una posición precaria antes de la pandemia. El informe expone que el Efecto COVID está provocando un mayor número de bajas, jubilaciones anticipadas y agotamiento que probablemente impulse a muchas otras enfermeras a abandonar la profesión, aumentando así la escasez hasta los 13 millones.

En sus comentarios de apertura durante el webinario, la Dra. Pamela Cipriano, Presidenta del CIE, ha comentado el miedo al que se enfrentan las enfermeras y la importancia de protegerlas.

"Como profesión, globalmente, pedimos ayuda". Como las enfermeras no se sienten valoradas, tampoco se sienten apoyadas, y sabemos que a lo largo del tiempo necesitamos aumentar nuestra oferta de fuerza laboral, y retenerla, lo cual se vuelve mucho más complicado cuando analizamos las condiciones que nos afectan en estos momentos".

El Professor James Buchan, coautor del informe, ha explicado las proyecciones sobre la escasez en el futuro si se produce un éxodo de la profesión.

"Solo con que aumente un 4% el número de enfermeras que se marcha, el déficit aumentará otro millón más. El impacto a nivel global será enorme a no ser que se aborden rápidamente los problemas de agotamiento y estrés. Estamos ante una situación en la que un impacto del 4% es una estimación muy conservadora. Entorno al 8-12% o más, nos podemos hacer una idea del problema a nivel global, en particular en los países que entraron en la pandemia con un gran déficit porque la brecha se va a agravar aún más".

Franklin Shaffer, Presidente y Director General de CGFNS International, además de coautor del informe, ha avisado de un "tsunami" de reclutamiento internacional desde países de renta baja hacia países de renta alta que buscan una solución rápida a la escasez de enfermería. El Dr. Shaffer ha recordado a los participantes que todas las enfermeras tienen derecho a ser móviles pero que es necesario establecer políticas y acuerdos bilaterales para garantizar una contratación ética.

Howard Catton, Director General del CIE, que también es coautor del informe, ha afirmado que no hay ninguna varita mágica para resolver este problema puesto que lo que hace falta es un "paquete" de iniciativas políticas y apoyo para retener a las enfermeras. Ha puesto énfasis en que el sueldo es un factor importante junto con el acceso a las vacunas, equipos de protección individual (EPI) y apoyo a la salud mental. También ha sugerido que la cuestión de la contratación internacional se vea de la misma forma que la compensación de nuestra huella de carbono.

"Todos queremos reducir nuestra huella de carbono y disminuir nuestras emisiones, y tenemos estrategias de compensación para tomar decisiones alternativas, plantar árboles, reforestar... Creo que hay que pensar cómo utilizar un mecanismo de compensación para formar a más enfermeras, construir más escuelas de enfermería y apoyar el crecimiento y el desarrollo de las instalaciones sanitarias".

Los líderes de varias Asociaciones Nacionales de Enfermería en todo el mundo han proporcionado instantáneas de la situación en sus países y han elogiado la resiliencia de sus enfermeras.

Ma. Teresa Maldonado Guiza, Presidenta de la Federación Mexicana de Colegios de Enfermería, ha comentado que en su país no se estaba escuchando a las enfermeras a pesar de las numerosas campañas realizadas. Ha hablado sobre los problemas de los contratos temporales, la necesidad de una formación más adecuada y el reconocimiento de enfermeras con títulos de máster.

Walter de Caro, Presidente de la Asociación de Enfermeras de Italia, ha afirmado que casi la mitad de la fuerza laboral de enfermería del país se había contagiado de COVID-19. Italia tiene una de las ratios europeas más bajas de dotación de personal, lo que se traduce en mayores cargas de trabajo, estrés y agotamiento. Ha comentado: "Los políticos han llamado héroes a las enfermeras, han prometido varias mejoras para la enfermería pero nada ha cambiado en cuestión de sueldo, carrera y autonomía".

El Dr. Agung Waluyo, Director de Asuntos Nacionales e Internacionales de la Asociación Nacional de Enfermería de Indonesia, ha afirmado haber estado trabajando de cerca con el gobierno en la realización de campañas de vacunación masiva que han incrementado en gran medida los niveles de vacunación del país, pero que aún estaban presionando al gobierno para conseguir mejores sueldos, itinerarios del carrera y seguridad.

La Dra. Ching-Min Chen, Presidenta de la Asociación de Enfermeras de Taiwán, ha declarado que el gobierno había implementado varias políticas como la priorización de la vacunación y la realización de pruebas PCR a los trabajadores sanitarios, pero que las enfermeras aún padecían elevadas cargas de trabajo y tasas de contagio. Esta asociación prevé una escasez de 15 - 24 000 enfermeras en 2024.

El Dr. José Luis Cobos, Vicepresidente Tercero del Consejo General de Enfermería de España, ha afirmado que su país tenía un déficit enorme de enfermeras antes de la pandemia, que las condiciones eran muy precarias y el nivel de remuneración injusto considerando que las enfermeras tenían que cursar cuatro años de estudios universitarios antes de especializarse. Las enfermeras se han visto muy afectadas por la pandemia en España. "Estamos cansados, agotados y nos sentimos abandonados", ha añadido. También ha advertido sobre el abordaje de la escasez recurriendo a personal menos cualificado y con formación inadecuada, lo cual supondría una amenaza para la seguridad del paciente.

Ellen Ku, Presidenta del Colegio de Enfermería, Hong Kong, ha descrito el papel de las enfermeras en la realización de pruebas y en la vacunación durante la pandemia, y ha afirmado que muchas enfermeras que habían dejado la profesión se habían presentado voluntarias para ayudar a llevar a cabo estos programas a causa de la escasez.

Ruben Lastra, Secretario General de la Federación Argentina de Enfermería, ha pedido mejor formación, condiciones de trabajo y sueldos para las enfermeras, y ha comentado el tema de la violencia en el lugar de trabajo.

Perpetual Ofori-Ampofo, Presidenta de la Asociación de Enfermeras y Parteras Registradas de Ghana, ha declarado que las enfermeras que abandonan el país es uno de los problemas clave a los que se enfrentan en estos momentos. Esta asociación está trabajando con el Ministerio de Salud para garantizar que la contratación internacional se lleva a cabo de forma ética y está buscando fórmulas para retener a las enfermeras en el país potenciando la formación y mejorando las condiciones.

La Dra. Cipriano ha concluido la reunión resumiendo los principales puntos tratados, en particular la retención de la fuerza laboral de enfermería a través de una dotación de personal segura y un sueldo adecuado y equitativo, afrontando el estrés, mejorando las condiciones de trabajo y garantizando la seguridad a través de la vacunación. Asimismo, ha reiterado la necesidad de una contratación internacional ética y un itinerario educativo positivo para el futuro al objeto de promover la llegada de nuevas enfermeras a la profesión.

Descargar del comunicado aquí