Las enfermeras y las parteras miran hacia el futuro de las próximas Directrices Estratégicas Globales para la Enfermería y la Partería

18 Junio 2020

Cover

La Declaración de la Triada CIE-ICM-OMS se publicará la próxima semana

El tercer y último día de reunión de la Triada CIE-OMS-ICM 2020 se ha centrado en revisar las actuales Directrices Estratégicas Globales para la Enfermería y la Partería (SDNM) y mirar hacia la elaboración de la próxima edición de las mismas.

La reunión ha sido inaugurada por Howard Catton, Director General del CIE, quien ha afirmado “Hoy nos vamos a centrar en el futuro. Es una oportunidad real de crear el futuro nuevo y optimista hacia el que queremos dirigirnos.”

Elizabeth Iro, Enfermera Jefe, OMS, ha presentado los antecedentes de las SDNM, en particular su historia y finalidad. A lo largo de los últimos 70 años, se han tomado numerosas decisiones para fortalecer la enfermería y la partería. Las resoluciones más recientes han sido en materia de datos y evidencia, movilidad internacional, reclutamiento y retención, formación y capacitación, legislación y regulación y formulación de políticas. También ha puesto énfasis en que las SDNM tienen razón de ser y poder y constituyen una hoja de ruta para el futuro. Aún no siendo vinculantes, sí que establecen objetivos y metas importantes.

La Profesora Rowaida Al-Maaitah, Jordania, ha ilustrado las actuales SDNM 2016-2020, que están llegando a su fin, presentando sus cuatro temas principales y demostrando el pleno alineamiento de las SDNM con la Estrategia Mundial de Recursos Humanos para la Salud, cuyo lanzamiento también se realizó en 2016.

“Uno de los aspectos más poderosos de este informe es el planteamiento de monitorización, ha proseguido la Profesora Al-Maaitah. Se trata de un enfoque que hemos estructurado muy bien. Tenemos todas las intervenciones para todos los niveles y hemos sido testigos de su aplicación. Tenemos que mantener este planteamiento y mejorar para las próximas directrices.” Prof RAM - Triad Meeting 2020 - Day 3 - 2

La Profesora Al-Maaitah ha facilitado ejemplos de avances en las SDNM que las enfermeras y parteras jefe de los gobiernos compartieron en 2018, además de señalar cómo se han utilizado en la práctica. También ha planteado dos cuestiones trascendentes: la importancia del alineamiento entre las SDNM y otros documentos clave, en particular las directrices estratégicas nacionales, y la importancia de cómo estamos monitorizando el progreso. Varios ponentes de las distintas regiones han compartido los aspectos que han encontrado útiles en las actuales SDNM y los que les gustaría ver reflejados en la próxima edición. Soh Chin Tan de Singapur ha declarado que las actuales SDNM tendrán una gran repercusión en el futuro desarrollo de la enfermería y en la movilización de la voluntad política pero ha puesto énfasis en que sin el pleno apoyo de los gobiernos y los recursos adecuados algunos países quizá no puedan realizar la evaluación correspondiente.

Patricia Titulaer, Partera Responsable Técnica en la ICM, ha compartido su experiencia en Sierra Leona insistiendo en la necesidad de contar con voluntad política para mover los temas. “Las SDNM se han utilizado como impulso para el desarrollo de la estrategia nacional de SDNM y de recursos humanos, así como para impulsar la consecución de estándares e instrumentos formativos, en particular acreditación,” ha afirmado. Ha pedido que se siga trabajando en la superación de barreras como el género y la equidad y en el fortalecimiento del ámbito de la práctica.

Karen Bjøro, miembro de la Junta del CIE proveniente de Noruega, ha presentado las lecciones extraídas en la región europea poniendo de relieve la necesidad de un alineamiento tanto a nivel regional como entre los sistemas de salud. También ha pedido un resumen de los datos de cada región, así como que las cuestiones de enfermería y partería ocupen un lugar más central en todos los departamentos de la OMS, una mayor visibilidad en la Asamblea Mundial de la Salud y los comités regionales y una buena colaboración interprofesional.

“El liderazgo es fundamental para el desarrollo y la implementación de las SDNM,” ha comentado, señalando que en los países “donde hay enfermera y partera jefe del gobierno y programas de liderazgo, vemos un desarrollo positivo en el fortalecimiento de las profesiones.” También se ha complacido en comunicar que el nuevo Director Regional de la OMS para Europa, Dr. Hans Kluge, ha prometido instaurar el puesto de enfermera jefe para la región europea, afirmando que es un mensaje poderoso para los gobiernos nacionales”.

Antes de la reunión de la Triada, se envió un enlace a todos los participantes para realizar un ejercicio de priorización y se les preguntó cómo priorizaban diferentes áreas. Carey McCarthy, Departamento de Personal Sanitario, OMS, ha presentado los resultados de este ejercicio al que respondieron 303 participantes, en particular 72 provenientes de asociaciones nacionales de enfermería. En los tres grupos de encuestados (enfermeras y parteras jefe del gobierno, enfermeras y parteras) hubo consenso sobre las tres prioridades principales: 1) que los programas de formación y capacitación cumplan los objetivos del sistema de salud; 2) utilización de currículos basados en competencias y de tecnología apropiada en los programas de formación y capacitación; y 3) presencia de liderazgo en los niveles local, nacional, regional y global. Asimismo, las asociaciones de enfermería y partería consideraron importante la capacidad educativa, y el salario y la remuneración eran prioridades importantes para las asociaciones de enfermería.

A la pregunta de si “¿deben contener las próximas SDNM el requisito de presentar informes por países?” el 87% de los encuestados contestó afirmativamente; y a la pregunta de “¿cuál debería ser el horizonte temporal?” hubo un empate entre un horizonte temporal de 4 años y otro de 10 años para realizarse una comprobación en 2025. Solo el 8% pensaba que deberíamos esperar hasta 2030.

Elizabeth Iro ha liderado un debate abierto sobre las reacciones a las conclusiones del ejercicio de priorización afirmando que “Estamos analizando un proceso que realmente puede servir como fuente de información para las próximas SDNM. Es una de las primeras oportunidades para conocer sus opiniones y es estupendo escuchar cómo ven el futuro de esta cuestión en función de los elementos de este ejercicio.”

La Dra. Ying Wu, miembro de la Junta proveniente de China, ha comentado la necesidad de utilizar programas basados en la competencia y mejorar la capacidad educativa; también ha señalado la conveniencia de contar con requisitos de presentación de informes e indicadores a nivel nacional para cada intervención. Asimismo, ha puesto de relieve que, como la situación está cambiando rápidamente en todo el mundo, es mejor tener un horizonte temporal de cinco años (2025) para realizar una comprobación de manera que podamos cambiar los indicadores en caso necesario.

El público ha escuchado el caso de Omán sobre cómo su Ministerio de Salud ha adaptado las directrices estratégicas globales en su propio plan estratégico quinquenal. El planteamiento utilizado ha consistido en analizar la evidencia y diseñar y poner en marcha políticas para su implementación. La atención está muy concentrada en cómo crear un entorno que desemboque en la prestación de cuidados de enfermería eficaces, así como en potenciar las profesiones dentro de las organizaciones, en particular la introducción de la iniciativa de Hospitales Magnet e investigación sobre el desarrollo de la competencia de las enfermeras. Omán también ha trabajado en la planificación de la sucesión centrándose en el liderazgo y la toma de decisiones de personas clave en las profesiones de enfermería y partería.

También se han recibido comentarios de Roshani Tuituit, Enfermera y Partera Jefe del Gobierno, Nepal; Florminda Tejano, Liga Filipina de Parteras del Gobierno y Privadas; y Rita Borg Xuereb, miembro de la Junta de la ICM proveniente de Malta.

Rowaida Al-Maaitah ha estado de acuerdo en que el contexto posterior al COVID-19 podría afectar a las prioridades para las próximas SDNM y Elizabeth Iro ha resaltado la importancia de realinear el pensamiento y mantenerse centrados en la cobertura sanitaria universal, en la salud para todos y en los ODS para fortalecer la enfermería y la partería.

Howard Catton ha abierto el debate sobre el lugar y el alineamiento de las estrategias globales en los contextos local, nacional y regional. Ha resumido los comentarios de los participantes afirmando que hay un consenso claro sobre el papel que juegan las cuestiones del liderazgo y la formación y que numerosos delegados habían comentado la importancia de sostener una práctica y una toma de decisiones autónomas e independientes, trabajar en todo el ámbito de la práctica y tener mayor capacidad. Además, ha reiterado que las próximas SDNM formarán parte de un nuevo entorno posterior al COVID-19. “Los países pensarán dónde han de fortalecer sus sistemas de salud. Me gustaría animarles a pensar en su alineamiento en relación con el contexto del mundo real hacia el que nos vamos a dirigir.”

Carey McCarthy ha manifestado su acuerdo al respecto poniendo de manifiesto que el ejercicio de priorización se había planteado al principio de la pandemia, lo cual podía afectar a la priorización y al horizonte temporal. Michelle Rumsey, Australia, ha añadido que la presentación de informes ha de ser suficientemente flexible para cubrir las necesidades de todos los países.

La miembro de la Junta del CIE Pam Cipriano ha afirmado que la gran labor realizada para preparar el informe sobre el Estado de la Enfermería en el Mundo (informe SOWN) había generado una hoja de ruta que fortalecía la orientación estratégica para ambas. “Lo importante son las prioridades específicas en materia de liderazgo, que hemos adoptado en todas nuestras Asociaciones Nacionales de Enfermería. Hemos visto que es nuestra capacidad de influenciar las políticas, a través del liderazgo, y de trabajar con otros grupos de interés, presionando a nuestros ministros de salud para que actúen y nos proporcionen los recursos que apoyarán la educación y una fuerza laboral robusta, lo que nos va a permitir lograr resultados eficaces y ayudarnos a afrontar los objetivos de desarrollo sostenible y la atención sanitaria universal, además de permitirnos mejorar las condiciones laborales de las enfermeras y las parteras en todos los lugares e incrementar el impacto de su educación. Nunca parece suficiente el énfasis que ponemos para resaltar la importancia de todo el trabajo que todos hemos de hacer para desarrollar puestos de liderazgo al más alto nivel en nuestros países y aportar evidencia a quienes formulan las políticas porque sabemos que es un aspecto realmente poderoso. El CIE está trabajando decididamente en estas cuestiones con nuestros países miembro y creemos que es una gran oportunidad para diseñar la próxima orientación estratégica para todos.”

Sally Pairman, Directora General, ICM, ha moderado el debate y los comentarios finales sobre la declaración de la Triada cuya finalización y publicación están previstas para la próxima semana. Seguidamente, se ha celebrado un animado debate con comentarios de Sung Rae Shin, miembro de la Junta del CIE, Corea del Sur; Caroline Homer, Australia, ICM; José Luis Cobos Serrano, España; Ase Boysan, Ministerio de Salud de Turquía; Roa Ataweli, Enfermera y Partera Jefe del Gobierno, Arabia Saudí; Margareth Broodkoom, Enfermera y Partera Jefe del Gobierno, Nueva Zelanda; Kateryna Balaanova, Enfermera y Partera Jefe del Gobierno, Ucrania; Fatima Almaqbali, Enfermera y Partera Jefe del Gobierno, Omán; y Lisa Apini-Welcland, Alemania, junto con numerosas otras observaciones compartidas en el grupo de chat.

Resumiendo los debates sobre la declaración de la Triada, el Director General del CIE Howard Catton ha enfatizado que esta debe reflejar lo que está sucediendo en el mundo en sentido más amplio.

“La energía, el dinamismo y el liderazgo que hemos visto en los últimos días son extraordinariamente poderosos y nos ofrecen una enorme plataforma para impulsar el desarrollo de nuestras dos profesiones. Mi última observación o pregunta reto es: ¿estamos absolutamente seguros de que lo que vamos a decir y lo que va a salir de esta Triada se basa en la realidad del mundo en que vivimos? El COVID-19 está provocando la muerte de nuestros colegas, problemas de salud mental y agresiones. Muchos de ellos se van a dirigir a nosotros para solucionar estos problemas. El COVID-19 también ofrece una enorme oportunidad para lograr unos sistemas de salud fortalecidos y “nuevamente normales”. ¿Cuál es nuestra visión de cómo queremos que sean? Se han expuesto grandes desigualdades que recorren nuestros sistemas sanitarios, también en términos de los fallecimientos que estamos viendo de personas de raza negra, asiáticas y grupos étnicos minoritarios en todo el mundo. Y si pensamos que el COVID-19 es malo, ¿qué podría traer el cambio climático y cuáles son sus implicaciones y repercusiones para la salud de todo el planeta? Ahora que estamos afrontando estas grandes cuestiones del mundo real probablemente sea el momento más difícil para argumentar a favor de la consecución de recursos, especialmente si vamos camino de una contracción económica mundial. Estos son algunos de los problemas actuales del mundo real. El reto que planteo para todos nosotros es que pensemos en cómo estamos afrontándolos y si estamos haciendo todo lo posible en aras de la salud de las personas en todos los lugares.”

Annette Kennedy, Presidenta del CIE, ha comentado la necesidad de garantizar que la declaración sea breve y clara. “Tenemos que pensar en términos políticos,” ha afirmado. “Las prioridades siempre van a girar alrededor de las inversiones y de cómo participar en las políticas e influenciar el sector sanitario. Juntos trabajamos mejor que por separado.”

Los organizadores y anfitriones han concluido manifestando su agradecimiento a todos los participantes por los debates y diálogos celebrados en la 8ª reunión de la Triada.

Sally Pairman, Directora general de la ICM, ha declarado: “Esta oportunidad virtual de reunirnos en realidad ha significado la participación de muchas más parteras y enfermeras. Es importante contar con más personas que den su opinión y que podamos escucharla. Espero de veras que podamos recurrir a este instrumento de nuevo en el futuro. He de decir que estoy de acuerdo con Howard en que somos trabajadores esenciales en todas partes y que tenemos que colaborar. Somos distintos y tenemos muchas diferencias pero también muchas similitudes y es importante que trabajemos juntos en beneficio de las personas a las que cuidamos.”

Anshu Banerjee, Asesor Sénior de la OMS, Departamento de Salud Reproductiva e Investigación, ha afirmado, “La pandemia de COVID-19 ha puesto a los profesionales sanitarios en pleno centro de la atención… Es una oportunidad real para resaltar el importante papel del personal sanitario y convencer para que se realicen inversiones en él.”

Franka Cadée, Presidenta de la ICM, ha declarado: “Estoy encantada de ver a las parteras y las enfermeras trabajando tan bien juntas, apoyándose entre sí… Podemos hacer muchísimo para los demás en todo el mundo.”

Annette Kennedy ha concluido: “El lema de mi presidencia es “Juntos” y sin duda este es el año de estar juntos para proteger nuestra profesión y a las enfermeras y las parteras en primera línea.” También ha recordado a los participantes el proceso de las “cuatro d” mencionado por Jim Campbell: datos, dialogo, decisión y dólares, y ha reiterado el llamamiento de Howard Catton para “ponerse manos a la obra” utilizando los datos con nuestros políticos.

Descargar del comunicado aquí.