Cover

El CIE afirma en el evento virtual de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas que el sueldo y la seguridad de las enfermeras son cuestiones de género

22 Marzo 2021


El Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) está participando en la 65ª reunión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas (CSW65), que se está celebrando virtualmente del 15 al 26 de marzo de 2021.

El tema de la CSW65 es la participación de las mujeres y la adopción de decisiones por ellas de forma plena y efectiva en la vida pública, así como la eliminación de la violencia, para lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas.

La Presidenta del CIE Annette Kennedy ha realizado comentarios de apertura en el webinario paralelo “Las enfermeras asumen el liderazgo: creando una salud global que dé respuesta a las cuestiones de género” presidido por la Asesora Política Sénior del CIE para Políticas de Enfermería y Salud Erica Burton.

La Sra. Kennedy ha declarado: “Existe inequidad entre los países y dentro de ellos. No es aceptable. La pandemia ha sacado la desigualdad de género aún más a la luz. Los gobiernos siguen ignorando los llamamientos a la protección, un sueldo justo y condiciones de trabajo decentes para las enfermeras, que conforman una fuerza laboral femenina al 90%. La seguridad del paciente no es posible sin la seguridad de los trabajadores sanitarios.”

La CSW65 ha puesto de relieve que el sesgo de género ha provocado que no se invierta suficiente en la enfermería y que no se utilice todo el potencial de las enfermeras. Las tasas de violencia y abuso de las enfermeras son elevadas y, durante la pandemia de COVID-19, han padecido angustia psicológica, falta de protección y agotamiento. Esta situación ha incrementado la visibilidad de su labor para crear sistemas de salud que den respuesta a las cuestiones de género examinando su contribución esencial respondiendo a la pandemia de COVID-19; explorando la importancia del liderazgo de las enfermeras y su participación plena y eficaz en la toma de decisiones de salud global; el trabajo seguro y decente y un sueldo justo para las enfermeras, además de sus esfuerzos defendiendo distintas causas.

La asesora política del CIE Hoi Shan Fokeladeh ha presentado las últimas conclusiones del CIE, en particular los motivos por los que la seguridad y el sueldo de las enfermeras son una cuestión de género, y las acciones necesarias para mantener su seguridad. Asimismo, ha facilitado información sobre la seguridad de los trabajadores sanitarios, sueldos justos, compensación por enfermedad laboral y apoyo de salud mental. Ha afirmado que “Las enfermeras se enfrentan a numerosos retos en la pandemia como la falta de protección y apoyo psicosocial, mayores niveles de angustia mental y la escasez actual de enfermeras, por lo que se encuentran en una posición vulnerable. Los gobiernos han de potenciar al máximo el apoyo a las enfermeras en las primeras líneas contra la COVID-19 e invertir en condiciones de trabajo decentes. Hay que colocar la igualdad de género en el corazón de la respuesta y el plan de recuperación de la COVID-19.”

Como el CIE tiene estatus consultivo con el ECOSOC, la Sra. Burton ha intervenido haciendo uso de la palabra y se ha dirigido a la Comisión durante el diálogo interactivo titulado: “Reconstruyendo mejor. Participación y liderazgo de las mujeres en la respuesta y la recuperación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19)”.

En su declaración ha manifestado que “Las desigualdades de género están profundamente integradas en los sistemas sociosanitarios y comprometen su fortaleza y calidad, además de impedir que se cubran las necesidades de las poblaciones en todo el mundo. Para la profesión de enfermería, el sesgo de género ha llevado a una infravaloración e infrainversión crónicas y a no utilizar todo el potencial de las enfermeras.”

Descargar del comunicado aquí