WHO World Health Day tile

Día Mundial de la Salud: el CIE aplaude el progreso en la vacunación si bien sigue habiendo obstáculos para la equidad en las vacunas

7 Abril 2021


El Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) afirma que garantizar que todos los países están vacunados contra la COVID-19 es un componente esencial de la consecución del objetivo del Día Mundial de la Salud de este año de construir un mundo más justo, más sano y equitativo. El CIE sigue preocupado porque no todos los países han comenzado la distribución de las vacunas y en aquellos que sí se está vacunando a la población el progreso aún es lento, desigual e irregular. Muchos países se encuentran ahora en la línea de partida pero es más importante la línea de meta y todavía quedan muchos obstáculos por superar. Nadie estará a salvo de la COVID-19 hasta que todas las naciones hayan vacunado por completo a sus poblaciones.

En relación con el tema de la equidad que la Organización Mundial de la Salud pone de relieve el Día Mundial de la Salud que se celebra hoy, el CIE se ha hecho oír sobre las inaceptables desigualdades de género respecto a las enfermeras y las mujeres en general que la pandemia ha sacado a la luz. La Presidenta del CIE, Annette Kennedy, ha realizado declaraciones oficiales afirmando que el año de la pandemia ha puesto de manifiesto que los gobiernos y quienes formulan las políticas están ignorando los llamamientos para una mejor protección, sueldos decentes y condiciones de trabajo aceptables para las enfermeras (véase la declaración del CIE del 17 de marzo).

Sin embargo, resulta positivo ver que muchos de los países que han empezado a vacunar a su población están tratando a las enfermeras y otros trabajadores sanitarios como grupo prioritario junto con los mayores y las personas vulnerables por condiciones médicas preexistentes.

A pesar de este progreso, las Asociaciones Nacionales de Enfermeras del CIE denuncian que sigue habiendo retrasos en la vacunación de los trabajadores sanitarios, así como injusticias en la distribución de las vacunas, que están ralentizando el proceso y poniendo vidas en peligro de forma prolongada e injustificable.

La Presidenta del CIE Annette Kennedy ha declarado:

“Celebro el progreso realizado en la aplicación de los programas de vacunación como paso importante hacia una era pos-COVID más equitativa y todos hemos de hacer todo lo posible para superar los obstáculos significativos que quedan.

En estos momentos el año pasado, Día Mundial de la Salud, estábamos celebrando la publicación del primer informe sobre la Situación de la Enfermería en el Mundo, que ofrecía una instantánea precisa de la fuerza laboral de enfermería en todo el mundo y revelaba la verdadera dimensión de la escasez global de enfermería. Este año, enviamos un mensaje mucho más sombrío puesto que lamentamos la pérdida de las numerosas personas que han fallecido a causa de la COVID-19 y somos conscientes de que aún nos queda una larga batalla por librar para abordar las desigualdades de género, raciales y de salud.

Hoy, y todos los días, debemos recordar a todos aquellos que han perdido la vida en la pandemia, incluyendo a las enfermeras y otros trabajadores sanitarios. También hemos de pensar en los cientos de miles de enfermeras que han cuidado de los enfermos y moribundos durante la pandemia, a menudo con un gran coste personal. Muchas de ellas están agotadas, sin un fin a los traumas a la vista, y se les ha dejado sufriendo agotamiento, ansiedad o sintiéndose deprimidas. Estas enfermeras y las que experimenten trastorno de estrés postraumático tienen un largo camino por delante para recuperarse.”

El Director General del CIE Howard Catton ha añadido:

“La carrera para lograr la vacunación de la población mundial ya está en marcha pero nuestras Asociaciones Nacionales de Enfermeras nos cuentan que las enfermeras aún se enfrentan a una serie de obstáculos. La distribución de las vacunas está siendo lenta, desigual e injusta en algunas áreas y hay casos de denuncias de personas que se saltan la cola. Esta situación se ve agravada por unas líneas de distribución inciertas, escasez de personal y formación inadecuada. También vemos que en algunos países se ha comenzado la vacunación de personas más jóvenes y menos vulnerables y se están diseñando planes para que la población pueda pasar sus vacaciones en el extranjero mientras que en otros países las enfermeras y las personas vulnerables podrían tener que esperar a recibir la vacuna hasta 2022 o incluso 2023. Es fundamental que mejore el ritmo de la distribución en los próximos meses puesto que cualquier carrera solo se acaba de verdad cuando todos han cruzado la línea de meta. Tiene que quedar claro que no es una carrera nacional sino mundial contra un virus que no dejará de mutar.”

Comentando la propuesta de 20 líderes mundiales y la OMS de un tratado de preparación frente a pandemias, el Sr. Catton ha afirmado:

“Es bueno que los gobiernos hayan reconocido la falta de preparación en el mundo para la pandemia y la necesidad de cooperación y colaboración a escala mundial para prepararse ante futuras emergencias de salud global. El CIE seguirá escribiendo a los líderes del G20 para decirles que la verdadera prueba de su tratado se verá cuando produzca los cambios necesarios para proteger e invertir en las enfermeras y otros trabajadores sanitarios.

Ha sido gratificante escuchar al Director General de la OMS Dr. Tedros la semana pasada haciéndose eco del llamamiento del CIE al afirmar que el tratado propuesto debe contar con el compromiso específico de proteger e invertir en el personal sanitario. El tratado ha de establecer claramente cómo invertirán los gobiernos en los sistemas de salud y en el fortalecimiento de la formación, los puestos de trabajo y el liderazgo de enfermería. Sin estos compromisos, y las acciones de seguimiento para implantarlos, cualquier tratado de este tipo corre el riesgo de ser un tigre de papel, lleno de promesas vacías y carente del poder necesario para que se hagan las cosas.

Descargar del comunicado de prensa aquí