Actúen ahora y reseteen nuestros sistemas de salud: el CIE insta a las enfermeras a ser las catalizadoras del reseteo y la prueba de fuego de su éxito

20 Enero 2021

Cover

Un informe provisional del grupo que está evaluando la respuesta del mundo a la pandemia de COVID-19 ha elogiado a las enfermeras pero también ha manifestado su preocupación por el coste de sus esfuerzos para la profesión a largo plazo.

El Grupo Independiente de Preparación y la Respuesta frente a las Pandemias ha comunicado sus conclusiones al Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 19 de enero de 2021.

El mensaje central del informe es que el mundo no estaba preparado para la pandemia y que tiene que hacer las cosas mejor en el futuro.

También incorpora información del webinario celebrado por el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) en diciembre de 2020 en el cual enfermeras de todo el mundo compartieron sus experiencias con una de las copresidentas del Grupo, la Muy Honorable Helen Clark, ex Primera Ministra de Nueva Zelanda.

El informe reconoce la nefasta escasez de enfermeras en todo el mundo y pone de manifiesto la preocupación existente por el gran número de enfermeras que padece agotamiento y piensa abandonar la profesión antes de lo previsto como resultado directo del impacto de la pandemia de COVID-19.

Al dirigirse al Consejo Ejecutivo de la OMS durante la reunión, la otra copresidenta del Grupo, la ex Presidenta de Liberia Ellen Johnson Sirleaf, ha afirmado: “Hemos de escuchar más a los trabajadores sanitarios y seguir su consejo. Basarnos en el conocimiento de quienes gestionan las respuestas a nivel local.”

La Sra. Clark ha declarado: “El mundo tiene que hacer dos cosas: actuar con mayor decisión ahora para detener la pandemia, y fundamentalmente resetear los sistemas de preparación y respuesta para contribuir a garantizar que no pueda volver a suceder lo mismo.”

El Director General del CIE Howard Catton ha afirmado que el Grupo Independiente había comprendido hasta qué punto estaban siendo fundamentales las enfermeras durante la pandemia, así como las terribles presiones bajo las que se encuentran y su papel crucial de cara al futuro.

“Es evidente que la Sra. Sirleaf y la Sra. Clark comprenden las líneas de falla que ha puesto de relieve la pandemia: la escasez mundial de enfermeras es un ejemplo emblemático de la falta de preparación del mundo ante una pandemia. El mundo necesitará diez millones de enfermeras adicionales de aquí a 2030 porque en caso contrario se producirá un abismo más profundo entre la atención de salud a disposición en los países ricos y la disponible en los de renta baja y media. Por su parte, el Director General de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus ha comentado esta semana la situación actual afirmando que el mundo se encuentra al borde de un fracaso moral catastrófico por la distribución de la cantidad abrumadora de vacunas que se ha realizado hasta la fecha en los países de renta más elevada. El CIE ha solicitado que se dé prioridad a la vacunación de los trabajadores de la salud en todo el mundo. Sin embargo, nuestras Asociaciones Nacionales denuncian un progreso lento y un comienzo desigual. Como el 90% del personal de enfermería está formado por mujeres y el 89% de la escasez afecta a los países de renta baja y media estamos muy preocupados porque puede que sigamos yendo por un camino que aumenta las desigualdades en lugar de erradicarlas.

Las enfermeras se encuentran en el corazón de la respuesta frente a la pandemia: ocupan un lugar central en la gestión de la COVID-19 de cara al futuro y en el restablecimiento de los servicios de salud que se han descuidado durante la pandemia. Los gobiernos han de hacer lo que haga falta para invertir en el reclutamiento y la retención de enfermeras para darnos la oportunidad de lograr la ambición mundial de disponer de servicios de salud accesibles y asequibles para todos.

Resetear nuestros sistemas de salud requerirá que los gobiernos inviertan en puestos de trabajo de enfermería, educación y liderazgo, tal y como se señala en el informe sobre la Situación de la Enfermería en el Mundo (informe SOWN) de la OMS/CIE. Las experiencias de la profesión de enfermería serán la prueba de fuego del cumplimiento de los compromisos asumidos por los gobiernos y serán un catalizador de los cambios requeridos en los sistemas de salud en todo el mundo.”

 

Descargar del comunicado de prensa aquí