2005 - Las enfermeras a favor de la seguridad de los pacientes: Atención a los medicamentos falsific


ind2005_SP_350

Estimadas colegas:

En tanto que enfermeras, todas estamos interesadas en la seguridad de los pacientes y los medicamentos falsificados son una amenaza cada vez mayor contra esa seguridad. El CIE ha elegido este tema como centro de interés para el DIE de este año, con el fin de informar a las enfermeras y proporcionar a todas ustedes los instrumentos necesarios para abordar este problema. Son falsificados más del 10% del total de los medicamentos disponibles en el mercado mundial, y se encuentran en los países desarrollados y en desarrollo. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, hasta el 25% de los medicamentos utilizados en los países en desarrollo son falsificados o no cumplen las normas.

En una encuesta realizada por el Instituto Gallup en 2004 sobre las normas deontológicas de diversas profesiones, las enfermeras estaban en cabeza de la lista, por quinto año consecutivo dentro de seis. Sin embargo, la confianza del público en los profesionales de la salud y en los sistemas de atención de salud se ve erosionada por los medicamentos falsificados. La seguridad de los pacientes se pone en peligro, y creemos sinceramente que ya es tiempo de actuar. Los medicamentos falsificados son inseguros e ineficaces. Son recursos malgastados los que se dedican a su compra, inventario, transporte y administración, tienen un efecto escaso o nulo y pueden tener en los pacientes resultados desastrosos, como envenenamiento, discapacidad y muerte.

El tema del DIE de este año: Las enfermeras a favor de la seguridad de los pacientes: Atención a los medicamentos falsificados y de baja calidad es el motivo y la clave de una campaña multisectorial dirigida por el CIE, que incluye a otras profesiones de salud, a grupos de pacientes, al sector industrial y a los encargados de la reglamentación y que tiene por objeto:

  • Fomentar la conciencia de la existencia y las consecuencias de los medicamentos falsificados.
  • Facilitar instrumentos para identificar los medicamentos falsificados e informar de cualesquiera medicamentos sospechosos.
  • Alentar a las enfermeras y demás profesionales de salud a que influyan en los gobiernos y en las autoridades de reglamentación para que presten atención a la existencia y a los peligros de los medicamentos falsificados y de calidad inferior.

Las enfermeras están en la vanguardia de la salud, administran y a menudo recetan medicamentos, sobre todo en contextos de atención primaria de salud. Todos estamos bien situados para vigilar los efectos primarios y secundarios de los medicamentos y hemos de estar atentos a todas las señales de falsificación, como son los envases y etiquetados inadecuados. Las enfermeras tienen también una función primordial en la formación del público para que sea consciente de los peligros que comporta la compra de medicamentos por Internet o en la calle adquiriéndolos de fuentes no autorizadas.

Nuestros pacientes confían en nosotros. Es nuestro deber no defraudar esa confianza. Al tener en su punto de mira los medicamentos falsificados, las enfermeras, pueden contribuir a la seguridad de los pacientes y a restaurar la confianza del público en los sistemas de atención de salud.

Atentos saludos,

Christine Hancock
Presidenta
Judith A. Oulton
Directora general
Última actualización el Jueves 03 de Abril de 2014 01:00